martes, 10 de abril de 2018

La justicia alemana deja en libertad a Puigdemont y descarta el delito de rebelión

La justicia alemana ha dejado finalmente en libertad al president Carles Puigdemont y ha descartado que haya cometido un delito de rebelión. La Audiencia territorial de Schleswig-Holstein, en el norte de Alemania, ha descartado el delito de rebelión en la petición de extradición en España del president Carles Puigdemont y lo ha dejado en libertad bajo una fianza de 75.000 euros mientras estudia si lo extradita al Estado español para que sea juzgado sólo por malversación.

Además de los 75.000 euros, el juez alemán le ha impuesto otras medidas cauterals como que deberá presentarse ante la policía local de Neumünster cada semana, residir en este municipio y avisar a la Fiscalía si debe salir de esta ciudad.

En un comunicado, el juez de Schleswig-Holstein ha explicado que sólo tramitará la petición por el delito de malversación, ya que considera que en Catalunya no hubo violencia y que, por lo tanto, no procede extraditarlo por rebelión. Es decir, en caso de que Puigdemont fuera extraditado por parte de la justicia alemana sólo podría ser juzgado en España por malversación y no por rebelión.

Alemania no ve violencia
Sin embargo, todavía no está claro que el juez acepte extraditarlo por malversación. Según explica el comunicado de la justicia alemana, de momento "hace falta aclarar otros hechos y obtener información adicional" para esgrimir si ha habido malversación. Lo que está claro, sin embargo, es que rechaza la rebelión porque no considera que haya habido violencia.

Para que en Alemania se pueda considerar "violencia", el tribunal asegura se tiene que ejercer una "presión suficiente sobre un órgano constitucional como para torcer su voluntad" y, a pesar de que admite que el 1-O hubo violencia, considera que "su naturaleza, alcance y efecto no fueron suficientes" para cumplir este supuesto.

El comunicado de sala primera Penal de la Audiencia territorial de Schleswig-Holsteinen considera que la imputación del delito de rebelión es "inadmisible". Según apunta, "por motivos jurídicos" no puede aceptarse una extradición por rebelión de acuerdo con el Código Penal español, ya que "los actos que se le imputan no serían punibles en Alemania según la legislación vigente aquí". Según su opinión, el delito que podría ser equiparable a Alemania, el de "alta traición", no puede aplicar porque no se cumple el requisito de la "violencia".

Por este motivo el tribunal ha decidido dejarlo en libertad mientras estudia si la extradición tiene que seguir adelante por el delito de malversación. Según apunta el comunicado, el tribunal considera que al ser "inadmisible" el delito de rebelión, el riesgo de fuga se reduce considerablemente, aunque todavía existe, por lo cual deja al president en libertad con una fianza de 75.000 euros.

Sin posibilidad de recurrir
Según fuentes de la Fiscalía española, no parece que exista la posibilidad de recurrir la decisión del juez alemán, aunque defienden que hay que esperar a que Alemania les remita la resolución para ver si hay esta posibilidad.

Lo que sí que podría pasar, sin embargo, es que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, decidiera retirar la euroorden para evitar que sólo pudiera ser juzgado por un delito menor en el de rebelión, como ya pasó en Bélgica el pasado mes de diciembre. Mientras que el delito de malversación puede comportar penas de dos a seis años de prisión, el de rebelión puede llegar a implicar unos treinta.

Fuente: El Nacional


domingo, 18 de febrero de 2018

El presidente del Parlament lleva la investidura de Puigdemont al Tribunal de Estrasburgo

El presidente del Parlament, Roger Torrent, llevará la defensa de la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo a través de una demanda en la que pedirá medidas cautelares.

Fuentes parlamentarias han explicado que se pedirá al Tribunal que "tutele los derechos políticos y, en concreto, el derecho a la participación política" de Puigdemont. "Esto implica su derecho a someterse a un debate de investidura, en tanto que es un diputado electo, y a ser escogido presidente si así lo decide una mayoría", resumen las mismas fuentes sobre la iniciativa de Torrent.

Una demanda de este tipo deben presentarla los diputados a título individual: en este caso la liderará Torrent como máximo representante de la institución, pero pedirá a los diputados de la Cámara que se sumen.

La demanda de medidas cautelares según las fuentes del Parlament,  "desborda las instituciones del Estado y pone la decisión en manos de un órgano superior que podría tutelar los derechos políticos de Puigdemont y garantizar una investidura efectiva". Si la demanda fuera estimada, se resolvería en 24 horas y se podría "abrir una puerta real y efectiva para la investidura de Puigdemont" (la demanda no está presentada aún y no hay una fecha fijada para hacerlo).

La demanda de Torrent se fundamenta en el artículo 39 del reglamento del Tribunal Europeo, tiene un carácter restrictivo y "está reservada para casos muy específicos en los que se puede producir un daño irreparable". "Es una vía compleja pero, pese a todo, hay que explorarla. El presidente del Parlament se comprometió a trabajar incansablemente para proteger los derechos políticos de Puigdemont y defender su derecho a someterse a una investidura efectiva", señalan las mismas fuentes.

Fuente: Público


lunes, 25 de diciembre de 2017

El independentismo supera el techo de los dos millones de votos y continúa ganando apoyo

Las fuerzas independentistas han rebasado el techo de los dos millones de votos, lo que ha permitido revalidar la mayoría absoluta en el Parlamento de Catalunya. Junts per Catalunya (934.203), ERC (922.376) y la CUP (191.897) han obtenido 2.048.476 votos, 88.000 votos más que en el 27-S.

Ciudadanos (C's), por su parte, ha logrado 1.098.293 votos, y consigue 36 escaños. En segunda posición se coloca Junts per Catalunya, la formación liderada por Carles Puigdemont, que logra 34 representantes. ERC es la tercera fuerza, con 32.

El PSC se situa como cuarta fuerza, con el 13,87% de los votos y 17 escaños (uno más que en 2015), mientras que CatComú-Podem logra el 7,44% y 8 representantes (CatSíqueesPot obtuvo 11). La CUP, sexta fuerza en el Parlament catalán, logra 4 representantes (4,45%), y se sitúa con 6 diputados menos. El PPC también pierde representantes, en este caso 8, y se coloca con 4 escaños y el 4,23% de votos.

La participación en las elecciones catalanas de este jueves ha logrado su máximo histórico con el 81,95% de los 5.554.394 catalanes llamados a votar para elegir a los 135 diputados del Parlament, en una jornada en que la participación se ha concentrado especialmente por la tarde.





sábado, 9 de diciembre de 2017

Urkullu pide a la UE que permita consultas y la permanencia de los nuevos Estados

El lehendakari, Iñigo Urkullu, vuelve a llamar a la puerta de la Unión Europea para que se implique y habilite cauces que atiendan las reivindicaciones de las naciones sin Estado.

Lo hizo pronunciando su discurso en el escenario más indicado para que el mensaje llegara al destinatario, en el consejo del Partido Demócrata Europeo del que forma parte EAJ-PNV y ante una amplia representación de ministros y cargos de países como Italia, Francia y Bélgica.

“Nuestra propuesta es una directiva de claridad que permita habilitar un cauce legal para que las comunidades políticas puedan consultar a la ciudadanía con garantías y abrir una vía de negociación sobre su futuro. Es preciso habilitar un procedimiento comunitario ad hoc que posibilite la permanencia en la Unión Europea de los estados que surjan como consecuencia de un proceso capaz de combinar el principio democrático y el principio de legalidad”, defendió Urkullu.

“La Unión debe asumir la realidad de las naciones sin Estado que la integran. Jean-Claude Juncker ha declarado que no quiere una Europa con 90 estados. Consecuentemente, debe asumir la existencia de 90 realidades nacionales sin estructura de Estado y anticipar cauces de expresión respetuosos con el principio democrático y el principio de legalidad”, dijo Urkullu, para añadir que las naciones sin Estado no son un problema que Europa deba ignorar, sino “una realidad que es preciso asumir”. “Tenemos derecho a tener un cauce de representación real y diferenciada en el proyecto de construcción europeo. No somos un problema. Somos parte de la solución”, sentenció.

Fuente: Deia


Más de 45.000 personas piden en Bruselas la independencia de Catalunya y libertad para los presos políticos

Alrededor de 45.000 personas, la mayoría de ellos desplazados desde Catalunya, llenaron las calles de Bruselas en pasado jueves en una nueva demostración de fuerza del independentismo, que esta vez cambió Barcelona por el corazón de Europa.

La marcha, convocada por ANC y Òmnium Cultural, se convirtió en una llamamiento a la UE para que ésta no mire hacia otro lado en el conflicto catalán. La mayoría de parlamentos fueron en esta dirección, comenzando por el anfitrión, el presidente de la Generalitat cesado Carles Puigdemont, que al mismo que remarcaba el carácter europeísta del movimiento independentista, apeló directamente al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para que Europa “juegue un papel” en el contencioso de Catalunya.

Con el lema “Europa, despierta”, la manifestación estuvo desde el inicio encabezada por la número dos de ERC, Marta Rovira, por los líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Marcel Mauri y Agustí Alcoberro, respectivamente; por el portavoz de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, así como por la exconsellera Meritxell Serret. Más tarde se unieron Puigdemont y su predecesor, Artur Mas, después de desviarse por un camino alternativo por motivos de seguridad. Como muchos manifestantes, Puigdemont fue ataviado también con una bufanda amarilla, color elegido por el independentismo para solidarizarse con los activistas y ex miembros del Govern que todavía permanecen en la cárcel. Los complementos amarillos pues coparon la manifestación, así como miles de estelades.

Fuente: La Vanguardia


domingo, 12 de noviembre de 2017

Más de 750.000 personas reclaman en Barcelona la libertad de los presos políticos catalanes

Más de 750.000 personas se manifestaron ayer en Barcelona para exigir la liberación de los ocho miembros del Govern, en prisión desde hace más de una semana; y de los presidentes de las entidades civiles catalanas, ANC y  Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, encarcelados hace casi un mes.

En la cabecera de la manifestación, equiparable a la Diada del 11 de septiembre, amigos y familiares de los encarcelados llevaron una pancarta con el lema “Libertad para los presos políticos”.

Detrás, miles de personas mostraban el lazo amarillo en recuerdo a los políticos y agentes sociales que están en la cárcel, así como pancartas en contra del 155 y a favor de la República. También clamaron “Puigdemont, nuestro presidente”, “Forcadell, nuestra presidenta”.

Desde Euskadi acudieron representantes de diferentes fuerzas políticas como EH Bildu y EAJ-PNV. El presidente del Partido Nacionalista, Andoni Ortuzar, dijo antes de comenzar la marcha, que “hablar con Catalunya” es la mejor respuesta a la situación actual y mostró su solidaridad con la sociedad catalana que pide “decidir democráticamente su futuro”. Ortuzar criticó la “judicialización de la política” y recordó el rechazo de EAJ-PNV a la aplicación del artículo 155 de la constitución.

Fuente: Orain


viernes, 3 de noviembre de 2017

La juez envía a prisión por rebelión a Junqueras y otros siete exconsejeros

La juez ha enviado a prisión al exvicepresidente catalán Oriol Junqueras y a los ocho exconsellers que ayer fueron a declarar a la Audiencia Nacional, adonde no acudió el expresidente Carles Puigdemont, sobre quien pesa una petición de arresto internacional que aún no ha resuelto la magistrada.

La juez Carmen Lamela había citado acusados de los delitos de rebelión, sedición y malversación en el proceso independentista a Puigdemont y sus trece exconsellers, pero solo nueve de los imputados acudieron a la Audiencia Nacional.

Para ocho de los que se desplazaron a Madrid la juez ha ordenado prisión incondicional por riesgo de fuga, de destrucción de pruebas y de reiteración delictiva; y solo a Santi Vila, exconseller de Empresa, le ha impuesto una fianza de 50.000 euros para salir de la cárcel, que podría hacer efectiva mañana.

En un mensaje desde Bélgica emitido por TV3, Puigdemont ha pedido la liberación de los miembros de su Govern, cuyo encarcelamiento ve como "un golpe contra las elecciones del 21D". Previamente a través de su cuenta de Twitter, Puigdemont había criticado que se actúe contra el "legítimo gobierno de Catalunya" por "sus ideas" y ha añadido en un segundo mensaje: "El clan furioso del 155 nos quiere en prisión".

La no comparecencia de Puigdemont y cuatro de sus exconsellers, que se encuentran en Bruselas, ha llevado a la Fiscalía a pedir a la magistrada que ordene su detención a las autoridades belgas.

Fuente: Noticias de Navarra